Blog

Todo lo que he aprendido como profesor de español

02 diciembre, 2018

Son muchas las cosas que me aportó y recordó mi etapa docente con alumnos de otros países. La verdad es que ya contaba con experiencia. Durante años ejercí la docencia en otras materias, pero las clases de español en el Instituto Hemingway fueron muy diferentes y me aportaron diferentes experiencias y lecciones.

La principal fue volver a recordar la importancia de la motivación y el interés en los alumnos y alumnas. Constaté la importancia de conseguir una buena relación con el alumnado haciéndolos participes en clase. Lo que interesa al alumno al final redunda en su conocimiento y, también, enriquece los conocimientos del profesor y del resto de la clase. Es verdad que cada alumno es diferente y que la gente joven es proclive a la conversación y a aportar ideas, pero siempre hay que provocar ese interés con el del propio profesor que es sin duda el reto y la mejor parte del trabajo de docente. Dinamizar la clase es casi tan importante como la enseñanza formal.

Sin alicientes el aprendizaje cuesta más. Muchos conocimientos se aprenden de forma más fácil con sencillas premisas e intereses. Trasladar la lengua al contexto útil y práctico es lo que mejor estimulará a nuestros alumnos. Un alumno motivado, al fin y al cabo, es un alumno que aprenderá mucho más.
Tampoco quiero olvidar otra gran lección que nos dan los alumnos; la necesidad de ser autocrítico y humilde para abordar de la mejor manera nuestros momentos de desconocimiento propio.
Con tiempo y empatía, casi todos los alumnos pueden solucionar sus problemas y esto es algo que debemos cuidar, tratando de comprenderlos y haciéndonos tolerantes a los fallos. Además, debemos estar atentos a su estado de ánimo para evitar que se queden atrás.

Otro punto que no puedo obviar es que gracias a la enseñanza nos damos cuenta de esos aspectos gramaticales de la lengua que nos provocan dudas incluso a nosotros. Y por tanto nos permiten perfeccionar y ampliar nuestro conocimiento a través de esos errores. Son puntos sencillos, errores que sirven para aprender.

Finalmente, me quedo con la mejor experiencia: la oportunidad de conocer personas de otros países que aportan otro punto de vista cultural que, para mí, siempre es interesante.

Social media Compartir
Comentar artículo

0 Comentarios

Ver los comentarios

Escribir un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Copyright Instituto Hemingway.
Todos los derechos reservados.

Diseñado por Minimol