Blog

Lo qué he aprendido con el curso y mi experiencia como profesora de español

26 enero, 2020

Mi nombre es Nuria y he estudiado Pedagogía. Sin embargo, mi pasión por los idiomas me llevó a irme a Inglaterra para mejorar el inglés. Es allí donde empecé a enseñar español, a niños y adultos.
Los niños más pequeños que he tenido como alumnos han sido bebés de 5 meses, quienes venían con sus padres. En el mismo sitio enseñé español a personas muy mayores con unas ganas envidiables de poder defenderse en español cuando vinieran a España. Con esto quiero decir que mi experiencia me ha permitido recorrer muchas edades y niveles, y cada una de las clases ha sido muy especial por lo diferentes que han sido entre ellas. He tenido que usar metodologías diferentes, adaptadas a cada nivel y a cada clase.

Después, he seguido ofreciendo clases particulares tanto presenciales como online. Estas últimas son más fáciles cuando el alumno quiere principalmente conversación, pero es verdad que, aunque tengas una pizarra o algo similar para explicarte, hablar a través de una pantalla tiene sus limitaciones, como es por ejemplo en la realización de juegos o ciertas actividades. Aunque es verdad que conocer al alumno de antemano lo facilita mucho.
Las ganas de aprender más sobre la enseñanza de español, así como mejorar y poder aplicar estos estudios a mis clases, me llevaron a realizar este curso, que creo que me ha servido de gran ayuda para todo ello.
Entre otras cosas, este curso me ha hecho pensar en diferentes técnicas e instrumentos que podemos utilizar para enseñar lenguas que no me había planteado anteriormente.
Actualmente, tenemos la ventaja de poder usar las tecnologías y las redes sociales para comunicarnos más fácilmente con los alumnos y ofrecerles más recursos y materiales sin necesidad de tener que esperar a que llegue la hora de clase. Por ello, he creado una cuenta de Instagram “Spanish Box”, que mis antiguos y actuales alumnos pueden consultar y aprender. Además, el contenido que publico les hace pensar más allá de lo que vemos en clase, y pueden preguntarme sus dudas o aportarme ideas cuando quieran.
Para terminar, quería señalar que, con el paso del tiempo, he podido demostrarme más y más que para poder enseñar una lengua es necesario:
1- Estudiar la lengua y comprenderla. No basta con hablar un idioma o conocerlo bien. Quizás puedas responder preguntas como: cuál es la forma correcta de decir algo, pero no sabrás explicar por qué es así y no de otra forma.
2- Saber transmitir lo que quieres enseñar. No es tan fácil como parece ya que hay que saber captar la atención del alumno/a. Para ello hace falta pasión por la enseñanza y por la lengua.
3- Tener la capacidad y recursos para adaptarse a los alumnos, teniendo en cuenta sus habilidades y necesidades. No todo el mundo aprende de la misma forma. Para ello también tendremos en cuenta la lengua materna de los estudiantes y el contexto en general, como bien hemos visto en este curso.

Social media Compartir
Comentar artículo

0 Comentarios

Ver los comentarios

Escribir un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Copyright Instituto Hemingway.
Todos los derechos reservados.

Diseñado por Minimol