Blog

Mi camino hacia la docencia de ELE: una reflexión desde Rusia

03 mayo, 2020

Hola a todos, compañeros presentes y futuros! Mi nombre es Anna. Llegando a la recta final del Curso de Profesores de Español me gustaría transmitiros mi experiencia sobre este curso y el porqué de mi decisión de realizarlo y ser profesora de español. Soy rusa y llevo 10 años viviendo en España.

Siempre he tenido pasión por el idioma español y la cultura. Al cabo de unos años viviendo aquí a parte del español he aprendido muchas cosas que van a la par con el aprendizaje de un idioma: la cultura, la historia, las costumbres, los hábitos, es decir las cosas sin las que en muchas ocasiones sería difícil entender la mentalidad de las personas, comunicarse con nativos y vivir en un país.

Viendo mucho interés por aprender español por parte de mis paisanos que ya vivían aquí o tienen idea de trasladarse a España como hice yo en su día, integrarse en las costumbres ibéricas, su cultura y acercarse a ese mundo que tanto nos llama la atención empecé a darles clases de español. Mi principal estímulo fue aportar mis conocimientos y experiencia a otras personas con las que comparto origen, inquietudes y aficiones.
Empecé a considerar la idea de adquirir los conocimientos técnicos necesarios para que las clases fueran más productivas y beneficiosas para mis alumnos.

Encontré en éste curso un lugar idóneo para mejorar mi aprendizaje, tanto por su estructura a través de módulos y la orientación del profesor, como por las diferentes actividades he ido realizando. Con el curso he aprendido diferentes tipos de metodologías educativas y sobre todo la importancia del uso del método comunicativo cuyo objetivo consiste en que el alumno alcance una competencia comunicativa plena.

Aspectos que en un principio no consideraba importantes, como la forma de evaluación a los alumnos, autoevaluación o la gestión de las dinámicas de grupo, me han resultado muy interesantes y útiles de cara a ponerlo en práctica en mis clases.

Por otra parte, ha hecho que mi confianza y mi seguridad aumenten a la hora de realizar ejercicios con los alumnos, organizar nuevas actividades o gestionar las dudas que me vayan planteando. Por ello, animo a que se pase por el curso todo aquel que haya sentido eso que llamamos vocación cuando está enseñando español.


Social media Compartir
Comentar artículo

0 Comentarios

Ver los comentarios

Escribir un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Copyright Instituto Hemingway.
Todos los derechos reservados.

Diseñado por Minimol