El voluntariado social en la limpieza de playas y montes

13 Ene 2022

Cada año se tiran a la basura montones de desperdicios al mar o a la montaña y esta cantidad ingente de deshecho contamina nuestro medio ambiente. Las generaciones venideras necesitan poder disfrutar de playas limpias, de un océano lleno de vida, donde la biodiversidad y el respeto a las especies sea la única bandera que se respete en nuestro mundo llamado civilizado.

Nuestra escuela de español quiere poner su granito de arena limpiando playas y montañas en un acto solidario de amor a la naturaleza y al medio ambiente. Es por ello que organizamos semanalmente grupos de jóvenes que con ayuda de recogedores y cestas de reciclaje recorren las playas y poco a poco van llenando kilos de basura separando cartones, plásticos y papel. Es ingente el trabajo a realizar como lo es su motivación. Falta conciencia social por el daño irreparable que hacemos a nuestros océanos y montañas. Con mucho esfuerzo y mucha ilusión nuestros voluntarios acuden con espíritu critico puntualmente a los puntos negros donde más basura se acumula, para dejarla libre de todo deshecho, verdaderos muladares de vergüenza ajena.


El problema es que mucha gente pasa por al lado de la playa o la montaña, con kilos y kilos de plásticos y maleza y hay quejas y habladurías pero nadie hace nada, esperando venga otro a limpiar. Ha llegado el momento de hacer, de emprender y realizar acción y es por ello que nuestros voluntarios que también son estudiantes de español aprovechan para practicar el idioma hablando con la gente local que suele recibir con aplausos su acto humanitario.

La vida en los océanos es fundamental para preservar la salud del planeta. Recordamos que solo se han identificado un tercio de todas las especies marinas. Si cuidamos la vida de nuestros montes o nuestros mares dejarán de importarnos otras cosas banales y dejaremos un mundo mejor a nuestros hijos.

Desde que en 2021 implantamos nuestro programa de acción solidaria en los mares y montes, hemos recogido más de 2000 kilos de basura, hemos comprobado como la temperatura del mar ha aumentado a niveles históricos, como se sigue explotando y esquilmando el mar con sistemas de pesca masivos, sin posibilidad de regeneración para las especies, con miles de buques mercantes y de recreo pasando tranquilamente por el mar, contaminando gratuitamente, etc. Pronto nuestro planeta azul pasará a ser de color gris o incluso negro. Debería existir una financiación climática para la protección de nuestros mares instalando áreas de protección marina.

El aplauso a nuestros voluntarios es un ejemplo para los niños que ven cómo hacer algo por la biodiversidad implica poder ayudar a hacer un mundo más habitable y seguramente más feliz.






Más noticias

© 2015 Copyright Instituto Hemingway.
Todos los derechos reservados.
Diseñado por Minimol

¿Necesitas ayuda?
Soporte online
¿Necesitas ayuda? Chatea por Whatsapp