Blog

Una opinión sobre el curso profesores de español online en tiempos de confinamiento

17 abril, 2020

Hola a todos y a todas, me encuentro redactando estas breves líneas, las cuales son los artífices de dar el toque final a mi curso de profesora de ELE. No quisiera despedirme de todos vosotros y vosotras, sin aportar mi pequeño granito de arena.

Espero y deseo que, compartiendo mis pensamientos con todos vosotros y vosotras, pueda llegar a aquellos y aquellas que aún estéis dudando en sumergiros en esta aventura.

Es cierto que con este curso vais a ampliar horizontes en lo que a un aspecto profesional se refiere, pero vayamos un paso más adelante. ¿Acaso no creéis que, con este curso, también logréis crecer como personas? Para los que aún lo dudéis, así será. Por lo tanto, no me queda más que animaros a que, en este período de confinamiento en el que las agujas del reloj parecen transcurrir más lentamente de lo habitual, os sumergáis en el mundo de la enseñanza de español como lengua extranjera. Para todos aquellos y aquellas que ya sois unos virtuosos de la enseñanza, tratar de mirar con otros ojos, siempre hay algo nuevo que aprender. Para el resto, los iniciados e iniciadas como yo, os animo a que lo hagáis.

No dejéis de inspirar a otros, llenar sus mundos de ilusión, compartir vuestros conocimientos y sobre todo hacerlo con las ganas de entregar un poco de amor al prójimo. Ahora sí, sin más preámbulos, os voy a contar mi historia. Me llamo Josune, tengo 50 años y desde muy pequeña me ha gustado ayudar a los demás.

Por x razones, esto no transcurrido dentro del ámbito de la enseñanza como desde muy pequeña lo soñé. Cuando tenía únicamente 6 años, mi profesora me preguntó…Josune, ¿Qué te gustaría ser de mayor? Rápidamente respondí: Quiero ser misionera en el tercer mundo y ayudar a niños como yo, enseñarles a leer y escribir y así podrán aprender mucho y ayudar a todo su pueblo. De esta forma, nunca más volverán a pasar hambre y así no llorarán. Pero como todos sabemos, la vida te pone al frente de otras batallas y a mí no me llevó a alcanzar mi Ikigai; el propósito de mi vida. Ahora bien, según la ley de Murphy, todo lo que tiene que suceder, sucederá.

Pues bien, os cuento que el año pasado realicé un curso de ayuda a personas en riesgo de exclusión social, aún no he logrado mi propósito, sin embargo, con esta pandemia y gracias a Pepito Grillo estoy a un paso de alcanzarlo. Por este motivo, tengo una última pregunta que haceros… ¿no creéis, que cuando el universo se alinea, realmente sucede algo que te lleva a lograr aquello para lo que estabas destinado? Yo así lo creo, por eso os animo a que no dejéis de “SOÑAR”.
Josune B.
Profesora de Español Como Lengua Extranjera

Social media Compartir
Comentar artículo

0 Comentarios

Ver los comentarios

Escribir un comentario

Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Copyright Instituto Hemingway.
Todos los derechos reservados.

Diseñado por Minimol